El llamado se hizo para que los dirigentes de los partidos políticos vigentes se acercaran a firmar un pacto de  no agresión este jueves en el Congreso de la República.

La idea surgió por parte de los integrantes del Foro Permanente de Partidos Políticos, quienes convocaron a la totalidad de agrupaciones, pero cinco de ellos no firmaron. Se trata del Partido Republicano Institucional (PRI), Libertad Democrática Renovada (Lider), Partido de Avanzada Nacional (PAN) y Unionista. En el caso del bloque Todos, informaron que se adherían posteriormente.

Los participantes se comprometieron a la legalidad, no violencia, hacer una campaña con respeto, compromiso con una campaña de debate responsable, promoción del voto informado transparencia con la transparencia en las finanzas electorales y el no uso de los recursos del Estado.

El acuerdo tuvo como testigos de honor a representantes del G-4, Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF), Instituto Nacional Demócrata y el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD).

Durante la actividad, el Jorge De León Duque, procurador de los Derechos Humanos, explicó que lamentaba que algunos partidos no suscribieran el acuerdo en mención y afirmó: “A los partidos que no firmaron mandan un mensaje que deja mucho en qué pensar”.

Asimismo, Jimmy Morales, del partido Frente de Convergencia se abstuvo de firmar el documento con el argumento de que otro partido aprece con el mismo nombre y añadió que lo hará cuando esta situación se resuelva.

En el caso de PRI, sus dirigentes tampoco firmaron y Luis Fernando Pérez, precandidato presidencial expuso que “firmar un pacto en estos momentos es pretender dejar en el olvido la flagrante violación que ya varios partidos han llevado a cabo con la campaña anticipada y eso no lo compartimos.