El animal ha catapultado a la fama al pueblo y es amigable, asegura Menno Shaefer de 48 años, quien documentó a la criatura de 2.7 kilogramos que pertenece a la especie de búho real europeo, al parecer disfruta hacerlo mientras ubica otro ‘punto de descanso’.