El Ministerio Público (MP) consigue con estas medida cautelares que se inmovilicen las propiedades de la familia Lorenzana. Con estas sumarían 47 bienes inmuebles que no se pueden vender ni ceder en propiedad hasta que el Juzgado de Extinción de Dominio resuelva la situación legal de las propiedades.

Este procedimiento se inició en septiembre de 2014 y se ha planificado, además, que la fiscalía presente en dos meses la acción de extinción de dominio ante esa judicatura. El objetivo del MP es que las propiedades de esta familia sean entregadas al Estado de Guatemala legalmente, debido a que fueron adquiridas con el producto de la comercialización de sustancias prohibidas.

Las fincas se encuentran ubicadas en Zacapa y Petén. Los datos de las generalidades se obtendrán hasta que la Secretaría de Administración de Bienes en Extinción de Dominio realice el inventario de las propiedades.