En 1996 Francisco Javier Ortiz Arriaga, alias Teniente Jeréz, formaba parte una estructura de contrabando dirigida por Alfredo Moreno Molinas. En ese entonces fue absuelto de los cargos por colaborar y delatar a la estructura de contrabando denominada “La Cofradía”. Aunque ya era una persona conocida por los delitos de defraudación aduanera, la jueza Marta Sierra de Stalling le otorgó este martes el beneficio de una medida sustitutiva por el caso “La Línea”.

Ortiz Arriaga era el principal colaborador y lugarteniente del “capo del contrabando”, como se conocía a Alfredo Moreno. Ahora se le vincula con Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de la vicepresidenta Roxana Baldetti, de formar parte de la estructura criminal denominada “La Línea”, dedicada al contrabando y defraudación aduanera.

De acuerdo con la investigación realizada por el Ministerio Público (MP) con el apoyo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el Teniente Jeréz decía tener más de 18 años de mantener el control de las aduanas y experiencia en cometer defraudación y otros ilícitos.

La “Red Moreno”, a la que pertenecía y que fue desmantelada en 1996, se encontraba integrada por militares de alto rango, la Policía Nacional, fiscales del MP, abogados y notarios, así como contadores y otros profesionales.

Dicha red fue acusada de cometer una evasión al fisco por más de Q90 millones. El Teniente Jeréz conocía del sistema aduanero luego de que fungió como subadministrador de la entonces Dirección General de Aduanas, de 1994 a 1994. Considerado el segundo capo más importante después de Alfredo Moreno, quien fue condenado en 2009 por caso especial de estafa y quien falleció en el 2013.

A pesar del historial delictivo del Ortiz Arriaga, fue beneficiado con una medida sustitutiva, y junto a él también otras cinco personas involucradas con la estructura criminal denominada “La Línea” dedicada al contrabando y defraudación aduanera.

Los otros beneficiados con medida sustitutiva son Mónica Patricia Jáuregui Zamora, Salvador González Álvarez, Miguel Ángel Lemus, José Rolando Gil y Carlos Ixtuc Cuc. Todos tienen arresto domiciliar, prohibición de salir del país, no se pueden comunicar entre el grupo y deben firmar cada 15 días el libro de medida sustitutiva del juzgado. La jueza decretó que las fianzas para hacer uso de la medida sustitutiva son de Q200 mil y Q250 mil.