Según informes de la Policía Nacional Civil (PNC), este miércoles desde muy temprano se esperaba la orden de un juez para efectuar el desalojo de 175 que ocupan desde 2013 terrenos privados, los cuales han intentado que pasen a ser de su propiedad.

Sin embargo, esto no ha sido posible debido a que se ha manifestado que existe riesgo de su seguridad porque el lugar está muy cercano a torres eléctricas.

Por otro lado, para verificar que el procedimiento se desarrolle conforme a la Ley y para evitar un enfrentamiento, representantes de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) se hicieron presentes en el lugar.

La presencia de alrededor de 500 agentes de la PNC, por lo que se cerró el Anillo Periférico provocando problemas con el tráfico de vehículos temprano por la mañana.

Aunque el desalojo fue detenido en último momento, se está a la espera de lo que pueda pasar.