Niega llamadas y dijo resolver según “el clamor popular”

En una entrevista con la revista Contrapoder, la jueza Marta Sierra de Stalling, aseguró que la decisión de darles medidas sustitutiva a seis implicados en el caso “La Línea” fue porque el MP no presentó suficientes elementos para probar los cargos.

2204

“El clamor popular” fue el motivo, según la titular del juzgado Octavo de Instancia Penal, Marta Sierra de Stalling, para conceder medida sustitutiva a seis de los 22 implicados en el caso de defraudación aduanera en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

En declaraciones vertidas a Contrapoder, Sierra refiere que sintió “presión social” y afirma que su temor era traer al suelo los 38 años de su carrera judicial y atañe su decisión al “clamor popular”.

La entrevistada también atañe su fallo a que el Ministerio Público no fue contundente en su investigación. “Yo los ligué por asociación ilícita por el clamor popular. Porque si yo a ellos no los ligo yo estaría hoy a la par de la licenciada Baldetti, con un antejuicio, pidiéndome mi renuncia”, reveló en la entrevista concedida a dicho medio de comunicación.

Con la disposición de Sierra, se concedió el privilegio a Javier Ortiz Arriaga, alias Teniente Jeréz, José Rolando Gil, Carlos Ixtuc Cuc, Salvador Estuardo González, Miguel Ángel Aldana y Mónica Patricia Jáuregui. Las fianzas oscilan entre los Q200 mil y los Q250 mil.

“En primer lugar, muchas de las personas fueron únicamente mencionadas por su nombre y apellidos. En segundo lugar, solo presentaron las sesiones y los informes de análisis telefónicos. No hay otro análisis de investigación dentro del presente proceso. Hay autorizaciones para que requieran información a los bancos, pero hasta la fecha no hay resultados de ellos. No dieron nombres de empresas ni de propietarios” explicó la juzgadora a Contrapoder.

Esto es lo que publicó Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) al conocer el fallo de la jueza.