Esta semana se evidenció que la vicepresidenta Roxana Baldetti evitó aparecer en actividades públicas desde que el presidente Otto Pérez Molina anunció la continuidad de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) el jueves de la semana pasada.

La última vez que la vicemandataria dio declaraciones a los medios fue tras regresar de Corea del Sur, el domingo 19 de abril, momento en que evitó informar sobre la fecha exacta de su arribo al país.

Para muestra de su silencio, los vecinos de Asunción Mita, Jutiapa, esperaban el arribo de Baldetti esta mañana para entregar víveres a la población afectada por la sequía, sin embargo, la actividad fue suspendida ante los rumores de una protesta en contra de la vicemandataria, según información preliminar.

Los periodistas que cubren el Organismo Ejecutivo tampoco han tenido noticias de la copia del pasaporte ofrecida por Baldetti para verificar los sellos correspondientes en donde se haría constar las horas de salida e ingreso al país tras el periplo hacia Corea.

El analista Luis Fernando Mack manifestó que la ausencia de la vicepresidenta en las actividades públicas puede responder a una estrategia para evitar su desgaste.