Acusaciones de vínculos con el narcotráfico, presunta malversación de fondos y otros señalamientos de corrupción empañan la imagen internacional del presidente Otto Pérez Molina quien en este momento se encuentra en una fase de desgaste debido a las acusaciones vertidas en contra de su vicepresidenta Roxana Baldetti.

Y no es para menos, una publicación de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) cobró relevancia este fin de semana al ser replicado en revistas especializadas en donde se reporta que Pérez Molina desempeñó el papel de lider de “la red de militares retirados y en ejercicio conocida como El Sindicato“.

La organización militar es considerada como uno de los “poderes ocultos” en el país “también conocidos como CIACS (Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad), grupos oscuros conformados principalmente por exmilitares y funcionarios de inteligencia que se originaron en el conflicto civil del país”, indica el reporte en mención.

Otra publicación recogida por el Centro de Reportes Informativos Sobre Guatemala (Cerigua) y que se basó en un análisis de la revista Insight Crime, indica que “uno de los sospechosos, detenido como parte de la investigación de “La Línea”, Francisco Javier Ortiz Arriaga, había servido previamente como principal sustituto del líder de la “Red Moreno”, Alfredo Moreno Molina; según un medio local, Ortiz Arriaga ayudó a organizar una reunión en 2014 a la que asistieron Pérez Molina y Estuardo González Álvarez”.

Este último, es considerado el segundo al mando de la red que se dedicó a la defraudación aduanera conocida como La Línea y es hijo del ex ministro de la Defensa Marco Antonio González Taracena.

Además, un un reporte de la Red de Inteligencia en Latinoamérica Southern Pulse que fue recogido por la misma revista, señala que Pérez Molina es accionista de la compañía Aerocentro propiedad de Guillermo Lozano, su piloto durante la campaña presidencial en 2007. Fuentes de la red en mención indican que “la aerolínea supuestamente permite el transporte discrteo de personas y bienes sin los controles de seguridad y se puede pasar por alto el protocolo estándar del aeropuerto en ciertos lugares”.

Guarda silencio

El jefe de Gobierno mermó sus apariciones públicas la última semana, esto luego de una serie de protestas a nivel nacional en donde se le pide su renuncia y la de Baldetti. El malestar fue evidente a tal extremo, que Pérez Molina no acudió a la Convocatoria a Elecciones Generales 2015 y recibió abucheos durante la entrega de contratos a salubristas por mencionar a su compañera de fórmula.