El proceso electoral que dio inicio este dos de mayo está regulado por el Decreto 1-85 Ley Electoral y de Partidos Políticos y su aplicación incluye una serie de directrices para los próximos meses, hasta antes de la primera vuelta programada para el 6 de septiembre.

El decreto aprobado por el pleno de magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), indica que las elecciones deberán realizarse en un ambiente de libertad y plena vigencia de los derechos constitucionales y enfatiza en que, ni siquiera una declaratoria de estado de excepción suspenderá los comicios.

Los partidos tienen de aquí hasta el 7 de julio para inscribir sus candidatos y para sus actividades de campaña, el gasto de propaganda no podrá exceder los Q58 millones 229 mil 625.

Los retos

Las autoridades del TSE afirman que los principales retos para el presente evento radican en garantizar la seguridad de los integrantes de las Juntas Electorales Departamentales ya que estas han sido sujeto de amenazas con anterioridad, como lo recordó el magistrado Julio Solórzano, vocal I de ese organismo.

Otra circunstancia que es tomada en cuenta por las autoridades del TSE es la transmisión de datos el día de las elecciones, esto debido a que el Congreso no ha aprobado una solicitud de ampliación presupuestaria consistente en Q189 millones que fortalecerían el rubro vigente aprobado el año pasado por Q500 millones.

Asimismo, se trabaja en coordinación con las autoridades del Ministerio de Gobernación para prevenir hechos de violencia durante la época de campaña y el día de las elecciones, confirmó el presidente del TSE Rudy Marlon Pineda.

El abstencionismo y desencanto en la población también es otro reto. Pineda aseveró que es necesario que la población acuda a las urnas y no emita un voto nulo, “porque esto daña el sistema democrático”, enfatizó.

El presidente  del TSE informó que al finalizar los comicios venideros, iniciará la discusión de la propuesta de reforma a la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP) , esto para implementar mejoras en el sistema vigente. El Congreso aprobó modificaciones a dicha normativa en 2013, pero tras remitir la propuesta en tercer debate a la Corte de Constitucionalidad (CC) en donde el planteamiento obtuvo una resolución favorable parcial que no ha sido retomada para su aprobación final.

El analista político Jose Carlos Sanabria expresó que los partidos deben plantear propuestas políticas que oxigenen el sistema. “La legitidad del sistema democrático está respaldado en la participación de los ciudadanos y el desafío está en transformar estas campañas políticas de vallas y cancioncitas”, refirió.

Un sondeo hecho por los integrantes del Observatorio Democrático de la Universidad de San Carlos (ODUSAC), reporta que “hay temor por parte de delegados y subdelegados del TSE, comunicadores y
demás actores relacionados con la observación del proceso, hay áreas en donde existe temor debido a la presencia del narcotráfico, conflictividad social y otros factores como el antagonismo entre los precandidatos”.

Aspectos a cumplir

Las normas esenciales emitidas por el pleno de magistrados indican que sólo podrán participar en la emisión del sufragio los ciudadanos empadronados hasta el 6 de junio. Las jornadas de adhesión al padrón iniciaron hasta el mes pasado debido a la falta de recursos que impactó las finanzas del TSE.

El presidente, el resto de funcionarios del Organismo Ejecutivo y alcaldes tienen prohibido hacer propaganda respecto de las obras y actividades realizadas. Esto ya fue confirmado por el mandatario Otto Pérez Molina el pasado viernes cuando manifestó: “Vamos a cumplir con la ley que dice que no se puede hacer publicidad. Las otras serán inauguraciones que hacerse con toda la reserva del caso”.

Para los partidos también hay restricciones, por ejemplo, es prohibido hacer propaganda electoral pegando o pintando rótulos enefigies, paredes, señales, rótulos, puentes y monumentos, salvo que se trate de propiedad privada y se cuente con autorización del dueño.

Tampoco está permitido usar vehículos con autoparlantes para fines de propaganda antes de las siete de la  mañana y después de las 8 de la noche (20 horas). Los funcionarios no pueden dedicarse a labores de propaganda a acciones de tipo político-electoral y mucho menos usar su influencia a favor o en perjuicio de determinado candidato u organización partidaria.

La propaganda no debe ser anónima y en cada publicación en medios de comunicación, se debe señalar al responsable de la misma. El politólogo Hugo Novales, refirió que si bien estas son las reglas del evento, no hay que dejar de lado que más adelante se viene la discusión para la reforma al sistema electoral.

“El TSE anunció que promoverán reforma a LEPP en financiamiento, democracia interna de partidos, plazos del proceso y elección de diputados”, refirió. “Lo que hay que preservar a toda costa es la regularidad de las elecciones y la duración exacta de los mandatos que vienen de ellas”, finalizó.