El juez Miguel Ángel Gálvez, decidió que Joaquín Flores, cuñado de Roberto Barreda principal sospechoso de la desaparición de Cristina Siekavizza, enfrentará debate oral y público, ya que según el Juzgado de Mayor Riesgo B, hay indicios que dan cuenta que Flores y Barreda borraron evidencias de la casa donde se encontraba Cristina Siekavizza.

De acuerdo con  la resolución del juez Gálvez, de confirmarse el hecho podría declararse culpable a Flores de encubrimiento propio.

Con anterioridad dicho Juez, habría confirmo juicio en contra de Joaquín Flores en el caso Siekavizza porque existen sospechas que ayudó a borrar evidencias.

La Corte de Constitucionalidad (CC) amparó a Joaquín Flores, aun cuando este se encontraba procesado por el delito de encubrimiento propio, y se ordenó que el juez del caso emitiera una nueva resolución. De acuerdo con la defensa de Flores, por ser familiar de Roberto Barreda no tiene obligación de declarar, argumento tomado en cuenta por la CC para emitir dicho amparo.