Todo estaba listo para que se diera la sesión plenaria este martes en el Congreso. Hubo momentos en que el tablero electrónico reportó la presencia de 108 diputados tras la orden emitida por la Corte de Constitucionalidad (CC) para que el pleno se reuniera.

Sin embargo, los acuerdos no prosperaron y tras circular un listado de propuestas, catalogado como agenda mínima, la sesión se levantó.

En el documento que circuló entre los congresistas destacó la elección de los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos, conocer el informe de la integración de las comisiones legislativas de trabajo, la conformación de las comisiones pesquisidoras para investigar los ministros de Salud y Energía y Minas, así como la lectura de iniciativas de ley.

El diputado Amilcar Pop, de Winaq, dijo que este martes había una agenda perversa como la ley de la pena de muerte, la cual calificó de “una violación a los derechos humanos”. En este momento era incorrecto avanzar con esa agenda, remarcó.