Dentro del “II Congreso Laboral Retos para la Generación de Empleo Decente: Hacia la Formalización del Mercado Laboral” se buscó posicionar dentro de la agenda pública la propuesta política que el sector privado está impulsando para la discusión de los partidos políticos durante el proceso electoral, la cual busca aumentar el empleo formal en Guatemala.

Sólo en el 2014, el Instituto Nacional de Estadística (INE) señaló que más de un 69.3% de las personas ocupadas laboran en la informalidad. Si se considera el total de la Población Económicamente Activa (PEA), esto se traduce en que más de 4.1 millones de guatemaltecos participaron en actividades en el sector informal, sobre todo en el área rural donde un 85% de la PEA labora en dicho sector.

Las acciones concretas propuestas por el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF) se resumen en una Política Salarial con criterios de pago por productividad. Esto busca establecer un sistema de remuneraciones por objetivos, que permita pagar más a aquellos trabajadores con mejores niveles de productividad en relación a hora trabajada.

También se incluye la Política de flexibilización del mercado laboral, con la aprobación del Convenio 175 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), referente a la contratación a tiempo parcial. Con esto las empresas podrán contratar trabajadores por un tiempo menor a la jornada laboral de 8 horas, remunerándole únicamente por el tiempo efectivamente trabajado y garantizando el cumplimiento de las prestaciones laborales y la cobertura de la seguridad social.

Otra acción es el fortalecimiento de la institucionalidad del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS). Con esto se propone ampliar y acercar la cobertura de los servicios de salud, y al mismo tiempo incentivar a las empresas a desarrollar este tipo de mecanismos, también revisar la normativa del Programa de Invalidez, Vejez y Supervivencia (IVS) del Seguro Social para garantizar la sostenibilidad en el tiempo del mismo.

Por su parte, la Cámara del Agro dio a conocer que suscribe y apoya estas propuestas. Además exhortan a los partidos políticos en campaña a comprometerse con estas tres acciones. “Así durante los próximos años se podrá avanzar en la creación de empleos formales y cobertura social para todos, lo cual coincide con nuestra Política Laboral y la visión del sector agro de producir alimentos para el mundo generando empleo digno y productivo de manera sostenible en Guatemala”, señalan en un comunicado.