A la redacción de República.gt llegó información de primera mano que da cuenta que la vicepresidenta Roxana Baldetti ha sucumbido a la presión social y política y está sedada en su casa. Vecinos indican que en varias ocasiones ha llegado una ambulancia de Alerta Médica a la puerta de su vivienda. Presumiblemente, para trasladarla en caso empeore su estado de salud.

Mientras que en declaraciones vertidas por Karen Cardona, encargada de su comunicación social de Baldetti,  indica que en cualquier momento la vicemendataria podría pronunciarse sobre lo que acontece.

Las presiones de Baldetti

La vicepresidenta ha estado en el ojo del huracán desde el 16 de abril pasado cuando estalló el escándalo de la estructura criminal “La Línea”, que presuntamente estaría dirigida por su secretario privado Juan Carlos Monzón, hoy prófugo de la justicia.

Sus apariciones públicas han sido cada vez menos, mientras el clamor popular y de diversos sectores piden su renuncia y enjuiciamiento por su nexos con actos de corrupción. En las escuchas telefónicas presentadas en la investigación, se menciona a un personaje que llaman “la señora”, “la 2”, “la R”, lo que la vincularía a las actividades ilícitas de la referida banda criminal.

Luego de que el CACIF y otros sectores se unieran a la petición de su renuncia, este miércoles la situación dio un giro dramático. A medio día se dio a conocer que la Corte Suprema de Justicia dio trámite a la solicitud de antejuicio en su contra.