Este jueves se ha desplegado un amplio operativo de parte de la Procuraduría General de la Nación (PGN), la Policía Nacional Civil (PNC) y el Ministerio Público (MP) para rescatar a menores que eran víctimas de explotación infantil en diferentes áreas de la capital.

Según reportan dichas entidades, en la zona 9 unos 55 menores fueron rescatados durante tres allanamientos en varios hospedajes donde pernoctaban. Ellos eran obligados a vender chicles, flores y pedir dinero en los semáforos.

El vocero de la PNC, Jorge Aguilar, dijo que los menores fueron traídos con engaños de Sololá y Quiché pues les ofrecían un sueldo mensual de Q600. Una vez aquí, fueron obligados a pedir limosna, disfrazarse y hacer malabares con naranjas en las zonas 1,2,4, 9, 12, y calzada San Juan. Debían reunir Q300 al día y pagar su vivienda, además debían aportar Q25 para su alimentación, de lo contrario les daban solo una tortilla y una salchicha.

Información preliminar da cuenta que los menores tienen edades que van de 4 meses a 15 años y que se les dará apoyo psicológico. Se espera que sigan los operativos y se rescaten más niños.

Luego de meses de investigación se pudo determinar el lugar en el cual pernoctaban las víctimas y documentar el abuso al que eran sometidos. La orden fue emanada por el Juzgado de Turno de Primera Instancia Penal de Delitos de Femicidio y Otras Formas de Violencia Contra la Mujer y Violencia Sexual Explotación y Trata de Personas del departamento de Guatemala.

Se informó que la PGN preparó los albergues donde los menores serán ingresados para su resguardo.