Este viernes los titulares del Ministerio Público (MP), Ministerio de Gobernación (Mingob) y de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) dieron una conferencia de prensa para dar a conocer las últimas acciones en torno a la red de defraudación aduanera conocida como La Línea.

Acerca de los empresarios involucrados en este caso, Iván Velásquez, dijo que no se les está protegiendo. Reiteró que no han dado a conocer listado alguno de empresas, por lo que las que circulan son falsas. Dio a entender que no se hará ninguna lista, sino que cada empresa será tratada individualmente.

Agregó que la investigación de este caso es amplia y que todavía tienen mucha información para procesar. Dijo que un siguiente paso será reunir la información necesaria y pruebas para pedir órdenes de capturas contra los importadores que hayan defraudado al fisco, para luego acusarlos formalmente y vincularlos al caso.

Según Velásquez los empresarios implicados en pagar el soborno, cometieron delito de defraudación y cohecho. Aseguró que este mes solicitarán a los jueces las órdenes de captura y asevero, “cuando pidamos capturas tenemos que tener certeza que están involucrados”.

Antes ya se había señalado que es necesario reunir suficientes pruebas para poder tener éxito en un proceso contra ellos. De lo contrario podrían quedar libres fácilmente. Desde que inició esta investigación, se le hizo un llamado a los empresarios que estuvieran involucrados para que llegaran a la sede de la CICIG a aclarar su situación. Sin embargo, trascendió que solamente se presentó uno.

En varias ocasiones Jorge Briz, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF), ha indicado  “que las investigaciones permitan sancionar con todo el peso de la ley, tanto a funcionarios como a empresarios que estén involucrados en estos hechos delictivos”,