La mañana de este viernes transportistas extraurbanos del Quiché suspendieron el servicio que prestan de ese departamento a la ciudad capital, como medida de protesta por las extorsiones y ataques en contra de pilotos.

Al momento son más de 100 unidades las que se encuentran sin prestar el servicio.

Según declararon a los medios, han decidido que no darán el servicio de transporte hasta que autoridades capturen a las personas que les exigen altas sumas de dinero. Uno de los afectados, que no quiso identificarse, dijo que pagan extorsión a cuatro grupos delincuenciales y por esto están cansados de la falta de seguridad.

En los últimos días un piloto ha sido asesinado y otro herido en ataques contra unidades por no pagar la cuota requerida por los malhechores.