El Congreso de la República debe conocer cuanto antes la renuncia de la vicepresidenta Roxana Baldetti so pena de que esta sea impugnada.

El constitucionalista Gabriel Orellana, explicó que la dimisión debe ser autenticada por un notario y que en este momento es inexistente, hasta que el Legislativo la ratifique. “Al Presidente no le creo ni lo que se come”, manifestó el experto.

carta baldettiAsimismo, los integrantes de la Comisión Pesquisidora informaron que aun no ha sido aceptada la renuncia de Baldetti y añadieron que esta debe ser ratificada por el parlamento, asimismo, expresaron que continúa el proceso de investigación y las citaciones formuladas para los próximos días.

Ángel Ramírez, director Ejecutivo de Congreso Transparente, explicó que para ratificar la renuncia se necesita el voto de las dos terceras partes de los diputados que integran el parlamento, es decir 105 votos. El presidente del Legislativo Luis Rabbé convocó a sesión plenaria para este sábado a las 16:00 horas, para conocer la renuncia de Baldetti que ya fue girada al Congreso.

El Artículo 192 de la Constitución Política de la República establece que: “En caso de falta absoluta del Vicepresidente de la República o renuncia del mismo, será sustituido por la persona que designe el Congreso de la República, escogiéndola de una terna propuesta por el Presidente de la República; en tales casos el sustituto fungirá hasta terminar el período con iguales funciones y preeminencias”.

Baldetti enfrenta antejuicio por incumplimiento de deberes, encubrimiento propio y obstrucción a la justicia, en el caso de defraudación aduanera, conocido como La Línea y este proceso seguirá bajo investigación en el Congreso, según Salvador Baldizón, presidente de la Comisión Pesquisidora.

Antecedentes

Francisco Villagrán Kramer quien llegó al poder en 1978 con el general Lucas García, renunció el 1 de septiembre de 1980 desde Washington, Estados Unidos, tras revelarse una práctica de represión contra organizaciones trabajadoras, estudiantiles y populares y después del incendio de la Embajada de España.

Otro caso, más reciente y que fue con la vigencia de la actual Constitución Política, es el de Gustavo Espina, compañero de fórmula de Jorge Serrano Elías, quien no logró que el Congreso lo nombrara presidente en sustitución de aquel y por eso, renunció el 5 de junio de 1993.

Una lección para los que ejercen cargos públicos

Luis Linares, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), indica que la renuncia de la vicepresidenta Roxana Baldetti, es un hecho trascendental e inédito en la historia de Guatemala, que deja una enorme lección para quienes ejercen cargos públicos.

CEhwej4WMAIsRQ0Según Linares durante los tres años que Baldetti estuvo en el poder fueron creciendo, hasta que se volvió certeza de que se encontraba involucrada en actos de corrupción, “la gota que derrama el vaso fue la participación de su secretario privado en un banda criminal de defraudación y como ella-Baldetti- dejo que desapareciera al no haber actuado de una manera para que regresara a Guatemala y entregarlo a la justicia”.

“Es una enorme lección, porque se le cerraron todos los caminos, fundamentalmente por la presión ciudadana, algo que vendría en aumento; es una satisfacción para la ciudadanía” señala Linares.

Agrega que la decisión de Baldetti no tiene nada de valiente, pues se quiso aferrar “con manos y dientes” al puesto, pero ya no le quedo otro camino que la renuncia, pues en el Congreso aceptaría el proceso de antejuicio, por lo que es una lección importante para la clase política de que la ciudadanía se ha “hartado de la corrupción”.

Por su parte Luis Mack, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), dice que la renuncia de Baldetti, es algo que ya se veía venir, porque la vicepresidenta se iba quedando sola, pues en la coyuntura se da vía libre al antejuicio, el Congreso integra rápidamente una comisión pesquisidora es decir que todo estaba contra ella.

Mack indica que es un hecho histórico muy esperanzador para la ciudanía guatemalteca. En primer lugar los funcionarios deberán tener más cuidado de lo que hacen, porque ahora los ciudadanos mostraron su fuerza para un objetivo claro que es el rechazo a la corrupción.

Se debe garantizar la institucionalidad del país
Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industria de Guatemala, señala que por un lado es lamentable que este gobierno haya llegado al extremo de que la vicepresidenta haya tenido que renunciar por denuncias y sospechas de participación en actos de corrupción.
Pero por otro lado, opina que es positivo y es un primer paso para seguir investigando y denunciando los actos reñidos con la ley dentro del mismo Estado. Los industriales opinan que Otto Pérez no debe renunciar, sino por el contrario debe tomar el liderazgo en esta situación para que no se pierda la institucionalidad del país. “Es el momento que tome su papel de liderazgo y se defienda a la democracia”, señalan.
También consideran que es necesario hacer un llamado a la cordura y a la calma. Además, los candidatos que aspiran a ocupar cargos deben tomar nota de que deben alejarse de cualquier acto reñido con la ley.
Para el presidente del CACIF, Jorge Briz, lo que ocurre es señal de que los guatemaltecos ya están cansados de los hechos de corrupción. Este mensaje debe ser tomado en cuenta por las autoridades, principalmente por el presidente Otto Pérez quien tiene que iniciar investigaciones internas en el organismos ejecutivo por todas las denuncias que se han ido conociendo. “De haber hechos delictivos deben ponerse a disposición de las autoridades a los funcionarios públicos que hayan cometidos ilícitos”, señala.
También opina que los candidatos que están en la contienda electoral deben entender que los guatemaltecos necesitamos autoridades honestas que trabajen en beneficio de la población y que den resultados, sobre todo en el combate a la corrupción. Para ello piden además que inmediatamente presenten su estado financiero y patrimonial, que nos digan cómo están financiando sus campañas.
En cuanto al respeto a la institucionalidad, consideran que estos hechos deben fortalecer la vida democrática del país, y también a la gobernabilidad. Por eso se espera que el presidente responda con responsabilidad y que transparente todas aquellas compras y contrataciones del gobierno. Hay escándalos como el tema de compra de medicinas y otras contrataciones del gobierno que efectivamente han generado muchas dudas y denuncias por parte de los medios de comunicación.
Briz señala que no pedirán más renuncias, como la del mandatario. “Pérez tiene la obligación de cumplir con lo que dice la Constitución de la República”, finaliza.

 

 

Con información de Eder Juárez, Jéssica Masaya y Jéssica Osorio