Desde hace dos años un grupo de líderes indígenas y empresarios, decidieron comenzar a trabajar de manera conjunta para acercar diferentes visiones hacia un objetivo común. Fue así como se conformó la Comisión de Asuntos Interculturales, “un mecanismo de diálogo integrado por líderes indígenas y empresarios con un compromiso personal y voluntario, conscientes de la necesidad de una visión de construcción compartida del país”. Este esfuerzo ha venido fortaleciéndose en un proceso importante de acompañamiento hacia buscar espacios más incluyentes sobre la temática del desarrollo.

La comisión ha valorizado el trabajo incansable y valioso de las alcaldías indígenas en diferentes municipios, especialmente tres con las que ha existido un mayor acercamiento para conocer su dinámica y los mecanismos que utilizan para la integración de sus autoridades. Alcaldías indígenas como las de: Chichicastenango, Sololá y Totonicapán, que han mostrado su dinamismo al priorizar el bienestar del individuo, como un mecanismos esencial para evaluar si el progreso social está teniendo un verdadero impacto en mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos.

Durante el 14 período de sesiones del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas, cuatro integrantes de la comisión de asuntos interculturales presentaron ante diversos representantes de organizaciones que participaron en este importante evento, una manera técnica de cómo desde los índices que se generan a nivel municipal, se desarrolló una metodología para presentar indicadores de desarrollo, enfocados en aquellos municipios con mayor densidad de población indígena.

De esta manera, se puede visibilizar que las principales razones por las cuales existen mayores índices de pobreza en varios municipios en la provincia y en áreas rurales, es por la poca presencia del Estado para brindar servicios básicos eficientes, aunado al alto grado de informalidad económica que persiste. Es por ello que la Comisión de Asuntos Interculturales se ha planteado este año: aumentar los puentes de confianza con las autoridades locales para focalizar las rutas del desarrollo, a través de instrumentos técnicos generados desde la Comisión y propiciar que los partidos políticos aborden en los programas de gobierno, las necesidades de las poblaciones indígenas.

Este mecanismo de trabajo intercultural, en donde líderes indígenas trabajan de la mano con el sector empresarial, sin duda es un gran ejemplo para otras instancias, en la medida en que se puede trabajar desde perspectivas distintas en buscar soluciones prácticas a los múltiples problemas que existen en el país. @jczapata_s