La exvicepresidenta Roxana Baldetti accedió a dar declaraciones en una radio emisora conocida por su afinidad con el Gobierno de turno y en la intervención aseveró que ella no es necesariamente “la R”, “la 2” o “la señora”. Incluso, se atrevió a decir que en Casa Presidencial también está Rosa Leal de Pérez, esposa del presidente y que pudo ser cualquier otra persona.

Baldetti dijo que no se le respetó la investidura de vicepresidenta durante la conferencia de prensa en donde informó sobre su periplo a Corea del Sur, razón por la cual evitó apariciones públicas. También comentó que “hay un medio que le puso la soga al cuello” y pidió no darle “alas a las mentiras”.

“Si usted me quiere venir a poner la soga al cuello no lo voy a permitir”, le increpó al periodista. “Estoy dispuesta a enfrentar la justicia, a ir dónde me llamen, no me voy a mover de aquí, no me voy a esconder”, dijo e incluso aseveró que hubo llamadas de personeros del Partido Patriota (PP) que le ofrecieron apoyo y salir a protestar.

La exvicepresidenta afirmó que la manifestación para apoyarle hubiera sido más grande. “Pero no quería dividir al país”, añadió. “La gente que me eligió a mí es la que quiere venir al parque pero no la he dejado”, enfatizó.

Respecto a la presencia de la ambulancia que República.gt informó que permanecía afuera de su vivienda, la exfuncionaria refirió: “Sí vino esa ambulancia porque tengo un hijo diabético”. Asimismo informó: “reconozco que cometí un error, hubiera salido a decir que venía el viernes, no me comuniqué con nadie”.

Durante la entrevista, dijo que ella no procedió a entregar a Juan Carlos Monzón, porque sus atribuciones no son “detener delincuentes”. Aseveró que lo conoció en el partido, en un grupo que se llamaba “Atomización”. “Yo necesitaba gente que pudiera viajar todos los días. Él era un empresario con recursos”, aseveró.

Incluso dijo que se lo llevó a Corea porque Monzón tenía proveedores en el país asiático “y me pidió que lo llevara al viaje”. “Aunque yo hubiera dicho a Corea “deténganlo” no me hubieran hecho caso, yo era vicepresidenta, no juez”, reportó.

También indicó que apoya la continuidad de la CICIG y negó que se haya transado su continuidad a cambio de dejarla fuera de la investigación que desarticuló una estructura que se dedicaba a la defraudación aduanera.

Aseveró que espera que la CICIG dé a conocer los nombres de los empresarios que no tributa y añadió que se debe cambiar el sistema.

A futuro

La exvicepresidenta asevera que se dedicará a trabajar en sus empresas que han estado dirigidas por administradores, de quienes aseveró que espera, trabajen al ritmo que ella tuvo en la presidencia.

Además, aseveró que enfrentará las investigaciones que se siguen en su contra. “Que conste que el arraigo es ilegal”, destacó y dijo que se dedicará a trabajar de ahora en adelante, porque eso no se lo prohíbe la situación que enfrenta.

“Patriota es el que ama a su patria y procura su bienestar y si con eso se tiene que ir Roxana Baldetti pues se va”, añadió y describió sentirse triste pero que prefiere evitar la confrontación.

Agregó que en la asamblea del próximo domingo le ofrecieron ser secretaria general del PP, pero dijo que rechazó ese ofrecimiento.

“La historia nos va a juzgar”, afirmó en relación a la administración del PP, agrupación que la llevó al poder. Respecto de los legisladores que dejaron ese partido, añadió que respeta a Pedro Muadi y Juan José Porras, el primero fue presidente del Congreso y el segundo se desempeñó como jefe de bancada.

“Roxana Baldetti se va a alejar un poquito de la política, es momento de reflexión, es tiempo para mí, hacer una hora de ejercicio, no tengo sarcófago donde duermo y me guardo… no”. Añadió que ejercerá su derecho al sufragio.