Ante la Cámara Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), el Ministerio Público planteó una solicitud para que el expediente del caso “La Línea” fuera elevado a un juzgado de Mayor Riesgo.

De acuerdo con los fiscales, la petición se hace por ser factible, ya que aún no se ha llegado a la etapa de debate oral. También porque el tipo de delitos perseguidos son asociación ilícita y defraudación aduanera. El ente investigador agrega que, además se debe a la peligrosidad que se les considera a los sindicados, quienes podrían incluso atentar contra algún juez.

El proceso penal por la defraudación aduanera se lleva a cabo luego de una investigación realizada por el Ministerio Público con el apoyo de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG), contra el denominado grupo “La Línea” que involucra a autoridades de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT). El presunto cabecilla de este grupo es Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, y quien se encuentra prófugo de la justicia.