Personeros de la empresa guatemalteca NaturAceites, que se dedica a la agroindustria de la palma de aceite, condenaron los hechos violentos perpetrados ayer por “grupos agresores de las comunidades Playa Pataxte y Nueva Jerusalén, en contra de su personal e instalaciones ubicadas en la finca Pataxte, El Estor”.

Según información, la primera acción violenta en contra de la operación de NaturAceites fue el pasado 3 de abril (Viernes Santo) cuando una turba armada ingresó a sus plantaciones amenazando al personal y destruyendo con motosierras 1 mil 800 palmas, y abriendo una brecha de 13 kilómetros de largo. La empresa responsabiliza por los hechos a la “Organización AEPDI Defensoría Qeqchí”, con sede en El Estor.

El segundo ataque se realizó ayer luego que miembros del DINC de la Policía Nacional Civil arrestara al señor Emilio García Che, quien tenía una orden de captura desde marzo del 2012 por el delito de usurpación agravada.

Sujeto amenaza con arma de guardaia de seguridad de la empresa

Inconforme armado amenaza a guardias de seguridad de la empresa

Como una protesta por la mencionada captura, a las 15 horas, miembros de los grupos violentos mencionados que portaban armas de fuego, bloquearon el paso de un vehículo de NaturAceites y secuestraron a dos miembros de su personal, señala la empresa.

Agregan que a las 17:30 horas ingresó violentamente a las instalaciones de la empresa una turba integrada por unas 60 personas que portaban pistolas, fusiles y machetes. Sometieron y despojaron al personal de seguridad de sus armas y secuestraron a los 4 gerentes a cargo de la operación en esa región, una mujer incluida, a quienes se llevaron amenazados con armas de fuego.

Secuestro de uno de los empleados de la empresa NaturAceites

Cámaras de seguridad de la empresa captan el secuestro de sus empleados.

Ante los hechos violentos que ponen en peligro la vida de trabajadores de la empresa, Erasmo Sánchez, gerente de Asuntos Corporativos de NaturAceites, expresó: “Nos preocupa muchísimo la integridad física y emocional de todos los integrantes de nuestro personal en el área. Especialmente la de los 6 compañeros que aún permanecen secuestrados. Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para que los liberen y puedan volver a sus hogares lo antes posible”.

Según Sánchez, NaturAceites es una empresa guatemalteca con 25 años de una operación y que respeta la legislación del país. Ofrece a las autoridades competentes todo el apoyo que puedan brindar y exige que se solucione esta situación a la brevedad posible porque más de 1 mil 500 familias se verán afectadas al impedirse sus labores en la única fuente de trabajo en el sur del Valle del Polochic.

“NaturAceites no permitirá que estos actos ilegales, vandálicos y violentos en contra de nuestros colaboradores y nuestra propiedad privada queden impunes, estamos trabajando para poner fin a esta situación, haciendo las denuncias, con evidencias contundentes, para que los responsables de estos hechos sean llevados ante la justicia”, enfatizó Sánchez.

La Gremial de Palmicultores de Guatemala y la Cámara del Agro apoyan a su agremiada NaturAceites condenando estos ataques y expresando su apoyo.