El tridente formado por Lionel Messi, Luis Suárez y Neymar, que anotó los dos tantos de su equipo, clasificó al Barcelona para la próxima final de la Liga de Campeones, el 6 de junio en Berlín, pese a perder 3-2 contra el Bayern Múnich, gracias al 3-0 de la ida hace una semana en el Camp Nou.

En una jornada que comenzó con una entrevista del presidente de honor del Bayern Franz Beckenbauer al diario francés L’Equipe en el que la leyenda de fútbol alemán aseguró que sin Messi el Barcelona era “un equipo ordinario”, Suárez y Neymar reivindicaron su protagonismo en el equipo azulgrana.

El tridente atacante volvió a ser determinante en la eliminatoria, ya que los dos goles nacieron de las botas del argentino, con sendos pases en profundidad para el desmarque del charrúa, quien ante la salida de Manuel Neuer cedió en ambas ocasiones al brasileño para que anotase los tantos de su equipo.

Entre los tres han marcado 25 de los 28 goles anotados por el Barcelona en la presente edición de la Champions y suman ya 114 en lo que va de temporada.

“No son egoístas, son solidarios y continuamente se buscan. Es difícil para los rivales parar a jugadores de tanto nivel”, dijo sobre sus jugadores el técnico del Barcelona Luis Enrique.

Con esos dos goles de Neymar (15 y 29), el Barcelona remontó el tanto inicial del marroquí Medhi Benatia (7) y acabó con cualquier posibilidad de remontada germana.

Con la eliminatoria sentenciada, el Barça se relajó en exceso en el segundo tiempo y el Bayern lo aprovechó para al menos llevarse la victoria, con goles del polaco Robert Lewandowski (59) y de Thomas Müller (74).

 

– Prodigioso Ter Stegen –

 

Además del tridente mágico, clave fue también la actuación del portero germano del Barcelona Marc André ter Stegen, con paradas de mucho mérito cuando el Bayern mas presionaba y que nada pudo hacer ante los tres goles bávaros.

Los dos equipos saltaron al campo dispuestos a buscar el arco contrario y tras varias acometidas llegó el primer tanto del partido, al rematar de cabeza Benatia un córner lanzado por el español Xabi Alonso.

Ese gol descolocó algo al Barcelona, pero pasado el cuarto de hora apareció Messi para volver a decidir, tal como hizo hace una semana en el Camp Nou.

El argentino recibió el balón en terreno germano, vio el desmarque en profundidad de Luis Suárez y le pasó el balón al uruguayo, quien ante la salida de Neuer cedió a Neymar para que el brasileño empatase (15).

El Bayern respondió con dos grandes ocasiones, pero Ter Stegen salvó un cabezazo de Müller (19) y un disparo de Lewandowski (27).

Poco antes de la media hora, volvió a aparecer Messi y la eliminatoria se acabó. Primero amenazó con un disparo que salvó Neuer (28) y después peinó una pelota en el círculo central para Suárez, que volvió a romper por velocidad y al entrar en el área cedió a Neymar para que el brasileño anotase el segundo (29).

Pese a que los alemanes necesitaban cinco goles para remontar, el Bayern no se rindió y Bastian Schweinsteiger (38) y Lewandowski (40) pudieron marcar antes de la pausa, pero Ter Stegen volvió a ser providencial, primero despejando el cabezazo del centrocampista y después salvando sobre la línea un fuerte disparo del polaco.

En el descanso, ambos equipos parecieron firmar una especie de armisticio, ya que ninguno de los dos buscó el arco rival como lo hicieron en el primer periodo.

Luis Suárez, además, no saltó al campo por una sobrecarga muscular y dejó su puesto a Pedro, con lo que el Barça se quedó sin su famoso tridente atacante, formado por Messi, Neymar y el 9 charrúa.

Tras un cuarto de hora de aburrimiento, Lewandowski levantó a los aficionados de sus asientos con una gran jugada en la frontal del área, en la que dribló a Javier Mascherano y disparó con la derecha fuera del alcance de Ter Stegen (60).

Ante un Barcelona muy relajado, el equipo de Pep Guardiola buscó al menos la victoria en el partido y Müller lo logró con un derechazo desde fuera del área (74).

 

– Octava final para el Barça –

 

Tras eliminar a los campeones de Inglaterra (Manchester City en octavos), Francia (París SG en cuartos) y Alemania (Bayern Múnich en semifinales), el Barcelona se clasifica para la final de la máxima competición continental por octava vez.

El Barça (que ganó el título en 1992, 2006, 2009 y 2011 y perdió las finales de 1961, 1986 y 1994)) buscará su quinta corona europea el próximo 6 de junio en Berlín ante el ganador de la segunda semifinal, que jugarán el miércoles el Real Madrid y la Juventus (ventaja italiana tras el 2-1 de la ida).

“Que no hagan el pardillo y ganen la quinta, se lo merecen”, deseó el actual técnico del Bayern Pep Guardiola, exentrenador del Barcelona, quien admitió que “nunca” vio posibilidades de remontar la eliminatoria.

En tanto, el defensor del Barcelona Gerard Piqué dijo que sería histórico para el equipo poder jugar una final con el Real Madrid, si este logra imponerse a la Juventus el miércoles.

“Sería muy emocionante poder ser los primeros en jugar una final de la Champions contra tu máximo rival”, afirmó.