El presunto narcotraficante Cornelio Esteban Chilel y/o Cornelio Esteban Romero, conocido como el “Rey de la amapola” será escuchado en primera declaración la próxima semana, en el Juzgado Segundo de Paz de Quetzaltenango.

La fiscalía contra el Crimen Organizado del Ministerio Público lo señala del delito de asesinato y evasión, incendio agravado, rebeldía y usurpación agravada. En la audiencia de primera declaración, el ente investigador buscará agregarle los delitos de conspiración para el comercio tráfico y almacenamiento de droga.

Cornelio Chilel tenía el control de quienes se dedican al cultivo de amapola en los municipios de Tajumulco, Ixchiguán y Sibinal, en San Marcos, área denominada el “Triángulo del Opio”.

Chilel se encontraba prófugo de la justicia desde el año 2007, al momento de ser liberado por un escuadrón armado que aprovecho el momento que la Policía Nacional Civil lo trasladaba a otra prisión luego de ser detenido el 31 de agosto de 2006.