La actividad que registra el Volcán de Fuego se encuentra en alta energía y número de explosiones entre débiles y moderadas, expulsando columnas de ceniza fina hasta los 4 mil 500 metros sobre el nivel del mar, según el boletín vulcanológico diario del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh).

El Insivumeh indica que las columnas de ceniza se desplazan a una distancia de 12 kilómetros al Oeste y SurOeste, presente fumarola blanca en cráter en forma sostenida. Las explosiones generadas por el Volcán de Fuego, en su mayoría, son acompañadas de sonidos de desgasificación similar a locomotora de tren.

Además se escuchan retumbos acompañados de ondas de choque que hacen vibrar techos y ventanas de casas en las aldeas Morelia, Panimache, Sangre de Cristo y otras comunidades ubicadas al Oeste y Sur Oeste del edificio volcánico. Se han podido observar en las últimas horas constantes avalanchas de bloques por las diferentes barrancas, así como pulsos incandescentes de 150 metros de altura sobre el cráter.