Una nueva Guatemala se dislumbra en el horizonte. Nadie dijo que sería fácil o de un día para otro, pero los primeros pasos se han dado. Que no decaiga el ánimo, cayó la más pesada (o gruesa).

Sí, renunció pero no se fue sin pelear, o por lo menos, pelar. Aceptó una entrevista con una radio que antes le echaba flores, pero salió peor parada. Fue como la despedida para que olvidemos los disparates que dice cada vez que abre la boca. Lo más impresionante para mi fue, entre muchas otras cosas, es que al nuevo Vice le recomienda que no deje “la Línea”… como dice mi sobrina ¿WTF? ¿un lapsus de sinceridad? ¿el inconsciente hablando?

Pero para no dejar dudas de la comentada rivalidad, tuvo todavía el arrojo de decir que la 2 ó la R ó la señora podría ser doña Rosita, la primera dama… hágame usted el favor. Sin importarle nada, al afirmar esto también estaba aceptando que al que se referían en las escuchas de la CICIG, en el caso de corrupción en la SAT, era efectivamente el Presi ó el 1. Qué traicionera, y eso que dice no tener odio en su corazón. Sí, ¿có-mo no?

Se llevó entre las patas a la pobre doñita que no ha hecho más que aguantarla con estoicismo (o masoquismo, depende cómo se vea). Dicen que el “encontronazo” con el general fue hace más de 20 años, o sea que siempre ha sido su piedra en el zapato. Ojalá que ahora sí se haya deshecho de ella para siempre.

Y al parecer así será, porque don Presi anda cabizbajo y meditabundo, tan pálido y demacrado que tuvo que ser maquillado cuando anunció la renuncia de la señora B. Supongo que pasaron frente a sus ojos tantos años juntos, tantas batallas, tantas parrandas, tantos juntas y reuniones… Y es que fueron una pareja de gobierno muy “especial”. En otros países la lógica es que el Presi ande por un lado y el Vice por otro, no solo así duplican el trabajo sino que si pasa algo, Dios no lo quiera, no le pasa a los dos. En cambio, estos dos andaban como cuaches de arriba para abajo.

Por eso seguro que él ha de sentir que le quitaron un miembro, una extremidad. Como dicen en los memes, anda “tristecito”. Tanto, que dicen que sí nos va a dejar antes de tiempo, sin ella, nada es igual. ¿Qué chiste, dira él, tiene andar con un viejito achacoso? Además, la presión social sigue imparable.

Por esa razón, era tan importante la elección del nuevo Vice, quizá se estaba eligiendo al nuevo Presi (muchos andaban tras ese huesote, menos Molina B. que dijo que no porque quiere es irse otra vez la CC).

Por cierto, el tal diputado Oliver ya se sentía sentado a la derecha del Tito, pero no contaba que una patoja de 26 años, consentida de la todavía influyente R, le trozaría sus sueños. Si no le paran el tren, esa patoja que sí estuvo con la ex Vice en Corea se hubiera unido al club de descanso del Congreso (entraron en receso sin aprobar ninguna ley, los muy hijos de la B). Pero qué pilas la sociedad civil que estuvo ojo al Cristo y evitaron esta otra componenda…

En mi opinión, seguiremos viendo “dignas” renuncias (ush, qué dignos van a ser). La diva aquella que me hizo vomitar cuando aterricé en Guate se fue cantando toda jarandosa, según ella rumbo al Palacio de la Loba (uy, si ella ganara el nombre quedaría ad hoc). ¡Cuánta ambición y egolatría!

Estos políticos de ahora toman sus cargos a la ligera, renunciar no significa nada, es más, es deseable si así se evitan clavos. No son verdadero servidores, ni líderes, ni estadistas, son oportunistas que van viendo en dónde les conviene más estar.

Otro ejemplo es el del ministro de la energía, sí el dueño de varios medios de comunicación, que renunció sorpresivamente. Este señor mejor usó la estrategia de “antes de que me acusen, acuso” y anda haciéndose la víctima por ataques de los de corbata roja. Claro, puede pedir medidas cautelares por si las moscas, pero que no crea que así se salva de ser investigado de ciertos asuntitos que tiene pendientes y que, según dicen fuertes rumores, le van a costar incluso la pérdida de la visa gringa.

Y hablando de historial amoroso, quiero abrir un paréntesis para hablar de la Mrs. Z, sí, la diabla que se viste a la moda. Queridos, cuando queremos denunciar a los mismos corruptos y locos que nos quieren gobernar, debemos hacerlo con inteligencia y buenos argumentos. Por allí circula una campaña que busca desacreditar a la hija del dinosaurio mayor porque ha tenido 5 maridos. No sé si es cierto, pero ese argumento es arcaico y machista. Mejor busquémosle otras tachas, como el nepotismo y extremismo de sus ideas, su transfuguismo, su alejamiento del verdadero pueblo. ¿Okis?

Cierro el paréntesis.

Volviendo a casos candentes que nos tienen “inquietos”, como el de La Línea y el de la Reina del Sur, a mi me surge la duda ¿qué papel podría haber jugado la IVE? Acaso esta Intendencia de Verificación Especial ¿no es la encargada de detectar cualquier movimiento sospechoso de dinero? ¿algo así como miles de millones de quetzales yendo de aquí para allá? No sé, me salta la duda y algo me dice que nos vienen muchas sorpresas en camino…

Cierro estas líneas con mi mejor deseo de que hoy sean muchos muchos más los ciudadanos que se unan para pedir justicia y alto a la corrupción. Yo ya me hice experta en ir a manifestar (no olviden el sombrero, el bloqueador SPF 50 y botellas de Evian. Creo que el kit anti bombas lacrimógenas no es necesario, parece).

Es importante que acudamos a la convocatoria pero también que nos unamos a movimientos que tienen peticiones concretas y viables, que no pongan en riesgo la estabilidad del país. Ojo mis amores, recuerden que en río revuelto…