Como un llamado a la verdad, la honestidad, los valores, los principios y el cese a que mentes con intereses espurios intenten dominar nuestra mente,  expongo lo siguiente:
  1. Los recientes acontecimientos políticos que han sucedido en el país me han hecho reflexionar sobre cual es la fuerza paralela que se encuentra detrás de todo lo que está aconteciendo. En términos pragmáticos en política no hay coincidencias y todo suceso esta deliberadamente planificado, salvo decisiones tomadas a la ligera como suele ocurrir en países como el nuestro. Tomando como supuesto que las decisiones tiene un objetivo en particular, diversos actores se unen y construyen una serie de acontecimientos, complicidades y actos sucios, para destruir y liquidar al rival. Como lo sostuvo Franklin D. Roosevelt: “En política, nada ocurre por casualidad. Cada vez que un acontecimiento surge, se puede estar seguro que fue previsto para llevarse a cabo de esa manera.” Así lo demuestra la cadena de sucesos de los últimos dos meses, que reflejan que los escenarios acontecidos estuvieron de cierta manera guiados por fuerzas paralelas ajenas al Estado. Si a este hecho se le suma que aún nos encontramos en un momento de intensa ingobernabilidad y que la crisis no logra finalizar, se puede prever o anticipar que aún hay cosas por venir.  Es decir, el objetivo último no se ha cumplido considerando que la crisis no ha cesado como lo manifiestan los medios de comunicación y las movilizaciones sociales (debido que algunas personas que manifiestan siguen directrices del sector a que representan), con lo cual sorpresas interesantes pueden venir. Estas situaciones que están por verse abarcarán a muchos actores de todos los niveles, por lo que debemos estar preparados.
  2. El ejemplo más claro que suelo utilizar es la película La Dictadura Perfecta que tiene su interpretación en la política mexicana, que es muy similar a la nuestra. En ella se demuestra como un conglomerado de los medios de comunicación en alianza con agentes gubernamentales y otros sectores, crean escenarios que tienen como fin liquidar al contrincante y de estar forma ganar las elecciones.
  3. Considerado lo anterior, me gustaría hacer un llamado a la ciudadanía para no caer presa de las manipulaciones. Debemos de tener la capacidad de ver más allá y discernir que actor gana con cada escenario que se logra. Debemos tener la intuición de pensar con la razón y la lógica para poder vislumbrar cuales son las tácticas utilizadas por los diversos actores políticos en esta contienda electoral. Muchos de los sucesos tienen como finalidad confundir y desviar la atención de la audiencia. Es por ello que resulta fundamental ver más allá de los chismes en redes sociales, imágenes pre diseñadas y demás mecanismos que tienen como objetivo desviar el enfoque y descalificar a los contendientes. En esta elección lo que debe prevalecer es el criterio, la razón y el estudio de las propuestas, para tener argumentos válidos que respalden nuestras decisiones.