El Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) señala a Luis Mendizábal de formar parte de una estructura criminal de defraudación aduanera, y haber negociado un soborno para la jueza Marta Sierra de Stalling, quien otorgó medidas sustitutivas a favor de seis personas vinculadas a la “La Línea”, por lo que la Interpol emitió una alerta roja contra Mendizábal, girando una orden de captura internacional.

De acuerdo con las investigaciones, Mendizábal habría ofrecido ayudar a Francisco Javier Ortiz Arriaga, alias “Teniente Jérez”, para que recuperara su libertad luego de haber sido capturado por el caso “La Línea”. Mendizábal habría servido de enlace entre los detenidos y un grupo de abogados a quien la CICIG los calificó como el “bufete de la impunidad” para negociar un soborno a la juez Sierra de Stalling.

Por el pago de los supuestos sobornos para buscar medidas sustitutivas fueron ligados a proceso penal los abogados José Arturo Morales Rodríguez, alias chepito y Ruth Emilza Higueros Alay y Jorge Luis Escobar Gómez. También quedaron ligados a proceso los cabecillas de la banda “La Línea”, el “Teniente Jérez” y Miguel Ángel Lemus Aldana, mientras que el tercer detenido y vinculado a la estructura de defraudación, Salvador Estuardo González Álvarez, alias “Eco”, quedó en libertad.

El MP y la CICIG presentaron una solicitud de antejuicio en contra de la jueza Sierra de Stalling, por haber otorgado medidas sustitutivas y supuestamente de haber recibido un soborno para emitir dicho fallo.