Definitivamente todas la mamás deben tener muchísimo cuidad con lo que piden y cómo lo piden a los pequeños de la casa. Como lo veremos aquí, el niño realizaba su tarea de matemáticas y ante la dificultad, por cierto muy peculiar de esta materia, su madre le dijo: “Busca, pide ayuda”. Y al parecer el infante relacionó esto con el “pedir ayuda” con llamar a emergencias.

Y eso es lo que debió de pensar este pequeño niño de 4 años que, al verse sobrepasado por la dificultad de sus ejercicios de matemáticas, llamó por teléfono al 911 para conseguir algo de ayuda.