En conferencia de prensa, el presidente Otto Pérez Molina descartó renunciar al cargo y aseguró que varios grupos aún apoyan su gestión. Incluso, señaló que será responsable y no movilizará a sectores que le han ofrecido evidenciar el apoyo.

“Yo seguiré siendo responsable y no voy a mover a una sola persona para que venga a expresar el apoyo. Me han ofrecido del mismo partido, de las alcaldías de diferentes municipios. Me han ofrecido que pueden llenar la Plaza de la Constitución”, dijo.

El mandatario dejó claro que su renuncia no cambiará la situación por lo que se debe apostar a cambiar el sistema. Las declaraciones del funcionario se dieron horas después de que se registraran varias órdenes de captura contra implicados en un supuesto fraude en el Seguro Social, donde destacó la captura del presidente de dicha entidad, Juan de Dios Rodríguez, su exsecretario privado.

Al cuestionarle sobre la responsabilidad de Rodríguez en el mal servicio a pacientes renales del Seguro Social, el jefe de gobierno señaló que los implicados deben enfrentar a la justicia. “Soy el primero en lamentar que esta situación se esté dando, y que se haya faltado a la confianza y si hay señalamientos de algún delito yo soy el primero en pedir que respondan ante la justicia”.

Este es el segundo escándalo de corrupción donde son vinculadas personas cercanas a las altas autoridades. El primero fue el caso conocido como “La Línea”, donde una red criminal liderada por el entonces secretario privado de la Vicepresidencia, Juan Carlos Monzón, defraudaba al fisco. Ambos casos salieron a luz por investigaciones realizadas por el apoyo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) al Ministerio Público.