Josué Felipe Baquiax, presidente de la Corte Suprema de Justicia, indicó que él no pedirá la renuncia de la magistrada presidenta de la Cámara Penal del Organismo Judicial, Blanca Stalling, pero que el Pleno analizará la situación.

Baquiax dijo que el Pleno también analiza separar del cargo a la magistrada Stalling, por el caso del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) que involucra en actos anómalos a Otto Fernando Molina Stalling, hijo de la titular de la Cámara Penal.

De acuerdo con las investigaciones del Ministerio Público (MP), Molina Stalling está vinculado con irregularidades en el evento de contratación entre el IGSS y la empresa farmacéutica Pisa, por lo que es señalado de los delitos de asociación ilícita, tráfico de influencias y cobro ilegal de comisiones.

En otro caso, la magistrada Blanca Stalling fue mencionada en una escucha telefónica presentada por el MP en el caso de soborno a la jueza Marta Sierra de Stalling, quien es su cuñada, en el coso de la estructura criminal denominada “La Línea” dedicada al contrabando y defraudación aduanera.

Según la comunicación del 16 de abril entre Luis Mendizábal, propietario de la boutique Emilio y Francisco Javier Ortiz, alias Teniente Jeréz, el primero le indica que ya todo está pactado y que serían beneficiados con una medida sustitutiva, la cual aún no era dictada por la jueza.

“Nosotros aquí estamos al pie del cañón, no te estamos abandonando en absoluto, vos sabés. Blanca Stalling es la que está detrás y ellos (el bufete) tienen muy buena comunicación, estamos en esa”, dice Mendizábal en su conversación con Ortiz.