¿Qué hubiera pasado si usted, en su prestigioso programa de radio –el cual tiene sus días contados- hubiera hecho el siguiente planteamiento: YO NO SOY POLÍTICO, SOY UN ACADÉMICO, PERO PARA SACAR A PATADAS A LOS POLÍTICOS CORRUPTOS DEL GOBIERNO DEBO PARTICIPAR EN ESTA CONTIENDA Y VENCERLOS EN SU JUEGO SUCIO.

¿Qué hubiera pasado si usted convoca a los partidos considerados “pequeños” a unirse en una alianza multipartidaria, invitar a Eduardo Suger como su vicepresidenciable, integran a ese movimiento a destacados guatemaltecos como Ricardo Sagastume, José Raúl González Merlo, Gloria Álvarez, Ricardo Castillo Sinibaldi, Ana Lucía Alejos Botrán, entre otros ciudadanos con ideas claras, para depurar este sistema, cambiarlo y consolidar nuestra República y el Estado de Derecho?

Yo soy un ciudadano como cualquier otro, preocupado por mi país y el rumbo al que nos llevan las “empresas” electoreras de cartón, que solamente aspiran a llegar al poder, recuperar lo que “invirtieron” y desaparecer luego de ejercer gobierno. Créame que sin pensarlo apoyaría ese proyecto y seguramente millones de personas más, principalmente los jóvenes que votan por primera vez, los cuales rondan ya los 3 millones y habrían decidido esta elección.

Muchos ciudadanos piensan en votar nulo porque no se sienten representados entre tanto politiquero corrupto, pero ustedes pudieron captar ese voto y el de los indecisos, sin mayor campaña electoral más que propuestas, planes específicos difundidos en las redes sociales y en foros públicos. Estamos esperando propuestas así. Usted es un experto y los candidatos deben debatir sus ideas, presentar planes de gobierno, equipos de trabajo, plazos específicos, costos de los proyectos y de dónde saldrá el financiamiento, etc. Usted pudo derrotarlos fácilmente en estos campos que ellos no conocen, sus campañas tradicionales se basan en cancioncitas pegajosas, anuncios sin contenido en TV, pero reiterados, y así posicionan una cara y un logo. ¿Por qué no cambiar ese modelo y posicionar ideas?

Dr. Mario David García, siempre tendrá mi respeto como profesional, porque considero que sus trayectorias académica y como comunicador son intachables. Asimismo, siempre tendrá mi agradecimiento por haber evitado con su brillante exposición ante la CC, el Golpe de Estado que pretendía la izquierda retrógrada contra el Organismo Judicial en el proceso de Comisiones de Postulación. También le agradezco por haberme invitado a su programa Hablando Claro en varias ocasiones para comentar mis columnas de opinión, y por la forma como se expresa de mis ideas.

A pesar de lo expresado en el párrafo anterior, le dejo claro de ninguna manera voy a adularlo o a protegerlo al entrar al campo de la política, que es en donde yo más enfoco mis análisis. Será criticado igual que el resto de politiqueros, y en este caso será mucho peor por el daño que la nefasta alianza PP-LIDER le ha hecho a Guatemala, llevándonos a niveles de endeudamiento nunca antes vistos, con un Congreso inoperante y servil.

Como profesional, tiene toda mi admiración y respeto. COMO CANDIDATO PRESIDENCIAL DEL PP, TIENE TODO MI DESPRECIO DR. MARIO DAVID GARCÍA, SE LO DIGO “HABLANDO CLARO” Y DE FRENTE.

Cuando un candidato “invierte” en una multimillonaria campaña electoral, lo hace porque sabe que lo recuperará con creces, y se enriquecerán también -saqueando al Estado- su familia y amigos. Usted pudo marcar la diferencia haciendo una campaña de altura y de fondo, no solo de forma. Desperdició la oportunidad, y ahora, sólo le puedo pronosticar un rotundo fracaso electoral y su prestigio tirado en el inodoro llamado “partido patriota”.

Pudo ser Presidente de la República, pero eligió ser comparsa de la corrupción y el hazmerreír de toda Guatemala.