En la audiencia de primera declaración de las 17 personas vinculadas actos anómalos para la adjudicación de un contrato millonario del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) a la Droguería Pisa, se han presentado escuchas telefónicas que implican a Otto Fernando Satling, asesor financiero en la subgerencia del  Instituto y Herbert García–Granados Reyes.

En las conversaciones presentadas por el Ministerio Público se escucha un conversación entre Molina Stalling y García-Granados Reyes: “ Ya se autorizó el contrato a Pisa”.  Luego de concretarse el negocio, el gerente de ventas de Pisa, Edgar de La Peña, manifestó vía telefónica: ” Ya está servida la mesa”, con esto se evidencia el trafico de influencias utilizado por los detenidos.

Asimismo, el ente investigador indica que la Junta Directiva del IGSS está relacionada porque aprobaron una licitación anómala.

El contrato millonario adjudicado a Pisa es por Q116 millones para el servicio médico a enfermos renales y en las escuchas presentadas por el Ministerio Público, los señalados se refieren a los directivos de Pisa como los Mexican Boys.

Durante la audiencia de primera declaración también se mostraron fotografías de una reunión en un sector de la zona 10, en la que participaron Molina Stalling, García-Granados y Édgar de la Peña, gerente de ventas de Pisa.