Los 16 capturados por el caso del contrato avalado entre el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y la Droguería PISA, permanecerán en la carceleta de la Torre de Tribunales hasta el próximo martes, día en el cual quedó programada la continuación de la audiencia respectiva.

Los implicados aún no dilucidan su situación penal porque  aún no ha concluido la primera declaración y no se les ha ligado a proceso. La defensa de estos, manifestó que el espacio de la carceleta no reunía las condiciones humanas necesarias y solicitó que estos fueran trasladados al cuartel de Mariscal Zavala.

Sin embargo, entre los capturados hay mujeres y ellas manifestaron que preferían permanecer en la carceleta  y no ser conducidas al Centro de Orientación Femenino (COF), razón por la cual, la defensa decidió retractarse de la petición inicial, y la jueza Silvia de León resolvió que se quedaran en la Torre de Tribunales, lugar en donde cada grupo ha pernoctado.

Varias han sido las críticas por la decisión de la juzgadora, que beneficia entre otros, a Juan de Dios Rodríguez, exsecretario privado del presidente Otto Pérez Molina y actual presidente del la Junta Directiva del IGSS y  se rumora será beneficiado con medida sustitutiva para evitar ser trasladado a un centro de detención. La versión apunta a que el proceso se alargó a drede, en aras de evitar el traslado de todos los sindicados.

Otras personas que han pasado la noche en ese espacio son Beatriz Ofelia de León, ex presidenta del Organismo Judicial y quien fue capturada acusada de complicidad en la desaparición de Cristina Siekavizza y su hijo Roberto Barreda, principal sospechoso del caso en mención.