Los candidatos están al tanto de la importancia de tuitear y crear fan pages en Facebook y desde ahí mandan información para interactuar con seguidores y para informar de sus actividades. Esta es la era de la Política 2.0.

Sin duda alguna, si queremos tomar un punto de referencia, es Barack Obama, presidente de Estados Unidos, quien se unió a Twitter en 2007 y dos años después alcanzó la presidencia. Su cuenta institucional suma ya 59 millones de seguidores, mientras que la personal @putus que fue abierta el 18 de mayo, alcanzó en menos de tres días un millón de seguidores.

Otro caso que llama la atención, es el del expresidente de Venezuela Hugo Chávez, que asumió en 1999, abrió su Twitter en abril 2010 y pese a que falleció en 2013, su cuenta aún está en línea y reporta 4.2 millones de seguidores.

En la actualidad, Hillary Clinton, candidata a la presidencia de EEUU y quien utiliza las redes sociales de Facebook y Twitter para responder a sus lectores, según los miembros de firmas especializadas en el tema como Marketing Político en la Red, suma 3.5 millones de seguidores. Ella abrió su cuenta en abril de 2013.

En Guatemala, los políticos saben aprovechar la situación. Uno de los candidatos más antiguos Roberto Alejos, del partido político Todos, creó su cuenta en octubre 2010, mientras se desempeñaba como presidente del Congreso. Desde ahí informa sobre su propuesta de Gobierno y cuando interactúa con sus followers reporta, por ejemplo, que próximamente hará oficial su candidatura y plan de Gobierno.

Alejandro Sinibaldi, quien posiblemente se postule con el Movimiento Reformador (MR) y perteneció al Partido Patriota (PP), abrió su twitter en febrero 2010 y alcanzó la cifra de 62 mil seguidores. En el caso de Roberto González Díaz Durán (@canelaCREO) tiene 4 mil seguidores y se unió en junio 2011.

Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), se unió en junio 2012 y reporta 12 mil seguidores en su cuenta @sandratorresGUA,  mientras que Manuel Baldizón de Libertad Democrática Renovada (Lider) tiene 25 mil seguidores desde enero 2011.

Uno de los tuiteros nacionales que más interactúa con comentarios sobre política es Abraham Barrios, mejor conocido como Juan Político (@ajbarriosm). Él expone que por razones que no se comprenden bien Facebook tiende a ser más superficial, la gente suele presentarse como quiere que se le conozca, se evita la profundidad. Twitter es distinto, la gente tiende a decir más lo que piensa. De ahí que sea el medio perfecto para el intercambio de ideas de todo tipo.

“Es el medio preferido de políticos, activistas, periodistas e intelectuales, entiéndase, el 1% de la población más influyente”, describió y aseveró que en esta campaña electoral, las redes sociales son protagonistas y “son un criadero de ideas y el peor enemigo de la opacidad de la que todo sistema perverso se nutre”.

Barrios considera que Hillary Clinton o cualquier otro político de alto nivel en EEUU podrían ser ejemplos de cuentas bien manejadas por Community Managers o el titular.

Giovanni Fratti, abogado y notario y periodista independiente, explica que “mas de tres millones de votantes urbanos y rurales tienen cuenta de facebook ¡las telefonicas venden treinta mil telefonos inteligentes al dia!”. 

Fratti indica que esta será la segunda elección en donde las redes sociales tendrán un papel preponderante. “En la anterior fueron muy importantes tambien, y las protestas de decenas de miles en el caso Rosenberg se convocaron por redes”, describió.

¿Qué mensajes deben dar los políticos?

Sergio Morataya, experto en redes sociales, afirmó que las redes sociales están jugando un papel protagónico en esta elección, sin embargo, su uso puede caer en las campañas negras.

“Los políticos pueden aprovechar ese espacio si entendieran el concepto de redes sociales por contenidos y bno por likes. Se pueden tomar como ejemplo las cuentas de Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España en @marianorajoy o de Cristina Kirchner, de Argentina en @CFKArgentina.

“Ellos se basan en los problemas de la coyuntura y sucede algo interesante, cuando postean algo tienen hasta unos 500 retuits en una hora, algo que los políticos aquí no consiguen”.  Morataya describe que los contenidos de los candidatos en Guatemala carecen de aspectos políticos y más parecen “una tabla de anuncios”.

Para Antonio Melgar, catedrático universitario de la carrera de Publicidad en la Escuela de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), expuso: “En la interacción en twitter entre los candidatos y los seguidores se da en un fenómeno muy interesante, precisamente miraba unas estadistas importantes en un estudio del efecto en el que las cuentas de los candidatos que más eran visitadas por mucho, eran de aquellos que ganaban elecciones”.

Agregó: “Las estadísticas dicen que la gente que iba a buscar la información en Twitter como referencia de un candidato, indica que ganaba”. Especificó que en toda campaña actualmente hay cuatro cuadrantes importantes, el primero es la pauta se se paga a un medio y la cobertura que estos hacen de los candidatos como noticia. También está la que se produce en medio digitales (redes sociales y el microblogging Twitter) y la cuarta la que forma parte de la incidencia del candidado a través de los partidos, de boca en boca.

Para Melgar, uno de los problemas de Twitter en el caso de los aspirantes a ocupar un puesto de elección popular, es que no sepan articular bien un mensaje “y si no se vuelven un referente, en lugar de ganar, van a perder. La herramienta sólo servirá para multiplicar contenido y esto debe ir de la mano del resto de estructuras para impulsar una campaña política”, destacó.

Candidatos no entienden uso adecuado de Twitter

Barrios refiere que una campaña de redes sociales idealmente coordinaría Twitter y Facebook, pero este caso no se da porque los candidatos no están familiarizados con esos insumos, carecen de alguien al tanto del manejo de estos o “simplemente no se dejan asesorar”:

“Twitter es muy difícil para alguien que nunca lo ha usado. La única conclusión que puede sacarse del fracaso, en mi opinión, de las cuentas de esta red de la mayoría de candidatos es que no entienden como funciona”, describió.

 Manifestó: “Sandra Torres sigue la regla de oro del Twitter político: ella misma o alguien de su absoluta confianza, maneja su cuenta. Baldizón obviamente no lo considera lo suficientemente importante y pone a un Community Manager para que hable por él, algo que funciona en Facebook, pero no en Twitter”.

“Sinibaldi ha hecho muy mal uso de su cuenta desde que era ministro, evidenciando que Twitter le puede hacer daño a alguien que no lo maneje bien. Zury, Roberto González (Canela) y Alejos probablemente manejen sus cuentas, pero les falta ese… “no sé qué” para conectar con la gente y convertirse en tuitstars“, finalizó.

 

Así tuitean los políticos en Guatemala:


https://twitter.com/ASinibaldi/status/597086050532597761