Según informa el Ministerio de Economía (Mineco), esta semana se tiene previsto entregar el Protocolo de la Unión Aduanera entre Guatemala y Honduras, que propone eliminar las fronteras entre los dos países antes que concluya el año.

Al completarse este proceso, se colocaría a la economía guatemalteca en una posición emergente y competitiva. Se prevé que luego de unificar las dos economías se abra un mercado compuesto por más de 25 millones de habitantes para impulsar las exportaciones y atraer la inversión.

De acuerdo con el titular del Mineco, Sergio de la Torre, los estudios realizados indican que de unirse las economías de los dos países centroamericanos se estaría produciendo un impacto adicional del 1% de crecimiento en el Producto Interno Bruto (PIB).

“La propuesta es que el 1 de diciembre no existan fronteras físicas entre Guatemala y Honduras y que los dos países podamos tener un mercado unificado que le da otra dimensión para atraer inversión”, dijo.

Se tiene previsto que en el primer año de la unión aduanera ya se podría reflejar el impacto en el crecimiento del PIB. Las proyecciones de crecimiento económico presentadas por el Banco de Guatemala para el 2015 prevén que Guatemala termine el año con entre el 3,6% y el 4,2%, similar al año pasado cuando la mejoría posicionó al país con un crecimiento constante desde el 2012.

Para marzo Guatemala registró un crecimiento del 4,5% de exportaciones y se tiene previsto que durante este año se perciban alrededor de 1.500 millones de dólares en inversión extranjera.