La magistrada Blanca Stalling solicitó al Organismo Judicial para ausentarse de sus labores por un periodo de un mes sin goce de salario por motivos personales, petición que fue aceptada por los magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Stalling fue mencionada en las escuchas telefónicas en el caso por la defraudación aduanera conocido como “La Línea” y supuestamente usar sus influencias para lograr que seis de los detenidos fueran beneficiados con medida sustitutiva.

Por otro lado, Otto Molina Stalling – su hijo – también está involucrado en la contratación anómala en el caso IGSS-PISA, al negociar que la farmacéutica fuera beneficiada al pagar una comisión para favorecerla . El Ministerio Público lo acusa de ser el supuesto intermediario.

Debido a la licencia sin goce de salario por 30 días otorgada a solicitud de la magistrada Blanca Stalling, Delia Dávila Salazar asume como presidenta en funciones de la Cámara Penal.