Delegados de unas 25 comunidades de Santa Cruz Barrillas, Huehuetenango y la Alianza Nacional Forestal de Guatemala, que representa a más de 500 mil familias, iniciaron esta semana un diálogo con miembros del Comisión Permanente de la Junta Directiva del Congreso, para pedir electricidad y cambios en la iniciativa de Ley Pro Bosque.

Ramón Esteban, integrante de los peticionarios,  recordó que en el Congreso hay una iniciativa de un préstamo por US$55 millones, los que solicitan que sean aprobados para concretar las peticiones. Se trata de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el Programa de Electricidad Rural (PER), el cual llegará a Santa Cruz Barrillas, donde describió, aún usan veladoras, candelas y ocote para alumbrarse por las noches.

Por su parte, Irineo Armindo Tomás López, representante de la Alianza Forestal, solicitó a los diputados del Congreso que cuando se presente en tercera lectura de la Ley Pro Bosques, se hagan cinco enmiendas (ya fue aprobada en la primera lectura).

Entre las propuestas de reformas están: que la Alianza Forestal sea incluida en Junta Directiva del Instituto Nacional de Bosques (INAB), que se otorguen incentivos a las comunidades que tienen reservas de agua y que llegan a miles de personas y que los usuarios del bosque necesitan Q210 millones y no Q125 millones que se les entrega en este presupuesto, por lo que piden al Ministerio de Finanzas que haga un traslado presupuestario.

Tomás también expuso que para el próximo año, el presupuesto del Programa de Incentivos para Pequeños Proveedores de Propiedad Forestal (PINPEP), reciban Q300 millones.

El diputado Arístides Crespo, quien presidió la reunión e integra la Comisión Permanente del parlamento, indicó que el Parlamentario Walter Félix, será el contacto con la Comisión Permanente para que los usuarios que llegaron (pidiendo electricidad y mejoras a la Ley Pro Bosques), se puedan reunir con el Ministro de Finanzas para la ampliación presupuestaria.

Crespo también indicó que para el incremento del presupuesto del próximo año deben de dialogar y consensuar con el Ministerio de Agricultura, con el objetivo de incluir el incremento de Q300 millones a la cuenta de ingresos y egresos de la Nación.