Los últimos días han provocado varios movimientos respecto a los inmuebles y recursos de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, de quien se indica que le fueron allanadas 18 propiedades y ahora se tiene conocimiento de que en un banco nacional poseía Q6.6 millones distribuidos en siete cuentas.

El juez de extinción de dominio Marco Antonio Villeda resolvió congelar esas cuentas y cuatro de Juan Carlos Monzón, su exsecretario privado en la Vicepresidencia de la República, quien tenía colocados Q209 mil y Carlos Muñoz, exjefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) a quien se le embargó Q6.2 millones en dos cuentas.

En el caso de Osama Ezzat Aziz, presunto jefe de la estructura La Línea, se le detectaron 21 cuentas en distintos bancos y todas suman Q6.7 millones; mientras que a Antonio Izquierdo, exencargado de la Aduana Central, sumó Q232 mil en dos cuentas bancarias.

El Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) investigan a los afectados y promovieron las acciones de embargo, según los primeros, habría vínculos de estos con la red de defraudación. Se tiene conocimiento de que en las próixmas semanas podrían inmovilizarse más cuentas a los involucrados en el caso.

Baldetti  dimitió el pasado 8 de mayo del cargo de vicepresidenta tras una serie de protestas ciudadanas en varios puntos del país y cuya principal concentración se dio en la Plaza de la Constitución. Los últimos días hubo una serie de allanamientos en sus propiedades a petición del MP.

Su hijo Luis Pedro Paz salió ayer del país hacia México. La exvicepresidentra está arraigada.