El momento de innovar es ya

La creatividad, la innovación, la curiosidad; cómo responder a las constantes cambios del mundo actual. Elemento inamovible, la voluntad. Ahora que habrá cambios oficiales, es cuando la innovación se puede dar.

44

Innovación es la palabra que esta en boga. Dentro de su definición en el DRAE, Diccionario de la Real Academia Española, se dice que es “introducir novedades”. Y este momento histórico de Guatemala es cuando introducir novedades, haciendo la salvedad que estas novedades deben estar plasmadas como parte de un todo; la educación no puede cambiar en el periodo tan breve de cuatro años, pero si se cimienta las bases del proceso continuo de la necesaria innovación, y se deben establecer las bases para un futuro coherente.

El Dr. José María Ruiz Ruiz, de la Universidad Complutense de Madrid, en su libro “Cómo mejorar la institución educativa. Evaluación de la innovación y del cambio” comenta que ““La innovación supone cambios cualitativos en las prácticas educativas.”; estos cambios son esenciales dentro de la vida de la institución educativa implicando un cambio en las prácticas y sobre todo, un cambio en las creencias y conceptos por parte de los directivos, los docentes, y el personal administrativo y operativo. Y este cambio se traduce a un aprendizaje vivo para el alumnado. Su exposición responde a la innovación en un centro educativo; lo mismo aplica al sistema educativo per se, la gestión, sobre todo en este momento de posibilidad.

Andrés Oppenheimer en su libro ¡Crear o morir! asevera que “La prosperidad de los países….depende cada vez más de sus sistemas educativos, sus científicos y sus innovaciones.” Detalla elementos que frenan el ambiente de creatividad e innovación; excesiva regulación estatal; falta de capital de riesgo; la necesidad de más inversión en las ciencias y las industrias; la baja tolerancia al fracaso, a los errores, pues de los errores nacen las soluciones a problemas, basadas en las experiencias. Comenta que el secreto de la innovación radica en el talento de la gente; la autoconfianza que se podría crear nuevas respuestas. Propone cinco secretos de la innovación: crear una cultura de la innovación, fomentar la educación para la innovación (gamefication, enseñar a provocar el conocimiento), derogar las leyes que matan la innovación, estimular la inversión en innovación y globalizar esta misma. Estas metas están de acuerdo con comentarios en el Foro de Las Américas de la Competitividad recién celebrado e Guatemala; los ejemplos compartidos allí a viva voz gozan de los secretos listados, y su éxito es evidente.

J. Scoliter en Exploradores del futuro , comenta que “La herramienta fundamental para enfrentar al nuevo mundo que está en constante cambio es la educación.” La visión de anticipar las habilidades necesarias para los posibles empleos del futuro, y la metodologías innovadoras que tienen que transmitir los contenidos nuevos, y sobre todo sus beneficios; provocar la satisfacción y el gozo de aprender. “No es el conocimiento sino el acto de aprender; no es la posesión, es el acto de alcanzar, lo que propine el mayor gozo.” Porque aunado al proceso del aprendizaje se encuentra la felicidad por la ruta encontrada, y el fin que se pudiera alcanzar continuarla en un proceso permanente de crecimiento.

La clave es estimular la curiosidad”. De Why We Do What We Do, Edward Deci. Los alumnos actuales cuentan con herramientas nuevas, no pertenecientes de las épocas anteriores; son nativos digitales, y las metodologías tradicionales no pueden cumplir sus exigencias, no permiten el avance al paso acelerado de los estudiantes. La tecnología permite explorar el conocimiento de una manera menos académica, sin decir que no es que éste no se aprehende; es más, la metodología de la tecnología es veloz, creciente y flexible y permite esa exploración, la profundización de la curiosidad. La tecnología es innovadora por naturaleza.. La apertura y la conectividad son claves para la supervivencia en el mundo cambiante. La tecnología no es el tema; el contenido que facilita lo es.

La innovación debe aplicarse en el sistema educativo para así vivir en2 la participación global. Si una herramienta de la innovación es “Flip the classroom” , en español, invertir el aula; darle el enfoque participativo, activo, colaborativo, promoviendo la investigación, se debe entonces aplicar el mismo espíritu en la gestión ministerial. Flip the Ministry; es el momento de innovar, ser creativos, buscar la solución adecuado para la mejora del proceso de adquisición del conocimiento.