Como bien sabemos todo lo que se sube a las redes sociales puede en cualquier momento volverse viral. En este caso le sucedió a una muchacha australiana, fue grabada “jugando” con unas amigas en el baño de un bar.

Luego que el video se expandiera masivamente, la víctima de este suceso, quien prefiere mantenerse en en anonimato, ha sufrido despreios, bulliyng y hasta una posible demanda por parte de bar.