Las autoridades del Organismo Ejecutivo informaron este miércoles sobre los avances del proceso de reforma policial y coincidieron en que es necesario que la transparencia y rendición de cuentas sea un pilar de la Policía Nacional Civil (PNC).

La Comisionada para la Reforma Policial Adela de Torrebiarte, entregó al presidente Alejandro Maldonado Aguirre, una propuesta para reformar la ley de la PNC. La presente normativa data de 1997 y se considera desactualizada por las autoridades. En los últimos años Torrebiarte ha estado a la cabeza de dicha reforma de la PNC, sin los resultados esperados.

Sin embargo, los retos incluye la necesidad de continuar el proceso de carrera policial “de manera ordenada, profesional y sistemática”, así como la creación de la subdirección general de incorporación y mejoramiento del proceso de selección a la PNC.

Se propone además la validación de la propuesta presentada del reglamento disciplinario, la apertura de la escuela de oficiales y el incremento salarial acorde con el nivel de profesionalización. “El gran desafío que se presenta en estos días es continuar trabajando por la solidez, fortalecimiento, profesionalismo e integridad de la PNC.

La idea es preparar la institución para la prevención y el combate al delito, trabajar cerca de la comunidad y generar con ella lazos de confianza. Torrebiarte manifestó: “La realidad nacional presenta fuertes demandas en términos de seguridad, por lo cual exige un proceso de modernización permanente de la PNC para enfrentarlos con éxito”.

La comisionada propuso aumento de sueldos del 7 por ciento anual por los próximos cuatro o cinco años. Durante la actividad estuvo ausente la ministra de Gobernación Eunice Mendizábal.

El presidente Maldonado puso como referencia el caso del Reino Unido, lugar en donde especificó que “cuando un policía suena el silbato, es obligación de todos atender”. Agregó que la tranquilidad y la seguridad “necesita el trabajo de todos”.