“Es necesaria una secretaría o ministerio consular”

Morales fue asignado canciller luego de una carrera diplomática de 25 años que incluyó ser viceministro en dos ocasiones y tras ser nombrado Ministro de Relaciones Exteriores desde el 18 de enero 2014, considera que el tema migratorio requiere acciones de fondo más allá de las que puede efectuar la dependencia que dirige.

55

Carlos Raúl Morales, ministro de Relaciones Exteriores, explica que falta una estrategia o política migratoria para evitar que los guatemaltecos se vayan del país en busca de oportunidades y afirma que es necesario instalar una secretaría o ministerio específico para ver el tema.

Durante una entrevista con Repúblicagt, el funcionario especificó que uno de los grandes retos que tendrá el próximo Gobierno es proponer un ente más allá de las funciones que actualmente ejerce el Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (Conamigua).

“Por muchas razones, Conamigua no ha funcionado adecuadamente, falta modificar la ley, no se han generado los resultados y expectativas. El tema o política migratoria inicia por que los guatemaltecos no tengan que irse del país y no se limita a la atención de los migrantes en Estados Unidos”, expuso. La idea es establecer una política que permita que la fuerza joven laboral en el país no salga por razones económicas.

Entre las actividades de la cancillería está facilitar la entrega del Documento Personal de Identificación (DPI) en coordinación con el Registro Nacional de las Personas (Renap). Según Morales, lograr esa emisión fue posible gracias al apoyo del magistrado Julio Solórzano del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y representante de ese organismo en el directorio de esa institución y la ministra de Gobernación Eunice Mendizábal.

“Algo que me deja satisfecho es que en todos los consulados, el 14 de enero próximo se estará dando el DPI”, manifestó y adelantó que lograron bajar el precio del DPI hasta los US$15 al asumir costos para evitar actividades lucrativas dentro del Estado (al inicio se habló de cobrar US$80).

“Lo que hacemos es que llega la persona al consulado y se enrola, se toma la fotografía, viaja vía electrónica y el Renap envía semanalmente o quincenalmente los DPI vía courier a cada consulado”.

El viernes último empezó el enrolamiento del DPI en España. La mira es lograr que en el próximo Gobierno se dé la expansión consular en Guatemala ya que de momento hay quince sedes de este tipo en Estados Unidos. “No existe un registro de guatemaltecos antes de irse a Estados Unidos pero estoy seguro que mínimo hay dos millones de guatemaltecos”, finalizó.

 

 

r