Resultado de la recopilación de indicios, así como el seguimiento por medio de las redes sociales que los fiscales de Delitos contra la Vida el Ministerio Público, este día fue aprehendido Jordy Ernesto Cabrera Diéguez de 22 años, principal sospechoso del doble femicidio contra dos estudiantes adolescentes ocurrido el 4 de octubre de 2015.

Ao2p-117B12xIOleKHh8NwLqP89pji3EJ3V8EPAy8LSe

La Fiscalía de Sección de Delitos Contra la Vida e Integridad de las Personas del ente investigador trabajó en los correspondientes análisis comunicacionales hasta identificar al sospechoso, quien resultó ser un amigo de las víctimas, Mildred Alejandra Veralee Tenes Álvarez  de 18 años y  Melody Valesca López García de 17 años. El Instituto Nacional de Ciencias Forenses, (Inacif) estableció que la causa de la muerte fue asfixia por estrangulamiento.

En las pesquisas preliminares se determinó que el sospechoso contactó a las dos jovenes por medio de amigos del colegio donde estas estudiaban, posteriormente mantuvo comunicación por medio de la red social Facebook.

Con los indicios suficientes, los fiscales realizaron las gestiones ante el Juzgado de Turno de Delitos de Femicidio y Otras Formas de Violencia Contra la Mujer, que ordenó la captura y hizo efectiva este miércoles en la 29 avenida 30-31, zona 5, colonia Santa Ana.

En una de las conversaciones que rastrearon los fiscales se estableció que el sindicado trataba con mucha confianza a Melody, a tal grado que le decía en las pláticas que la “violaría y la mataría”. Las víctimas compartían en un grupo de facebook  con su victimario, quien después de las constantes solicitudes, las jovencitas accedieron a distraerse con el sospechoso en una discoteca de la zona 10.

Incluso por medio de la exploración de las llamadas telefónicas se determinó que, antes de los hechos conversaron vía telefónica, hubo una de las llamadas en donde hablaron por muchos minutos con el presunto asesino.

Las víctimas salieron de sus viviendas el 3 de octubre, pero sus cuerpos fueron localizados un día después en la 18 avenida y 25 calle, de la colonia La Palmita,zona 5 de la ciudad capital, ambas tenían torniquetes en el cuello.