Este martes la Asociación de Porcicultores de Guatemala (APOGUA) se pronunció contra el contrabando de cerdos en el país, ya que 22,800 colaboradores directos e indirectos de la industria, se ven afectados por el incremento del tráfico ilegal de estos animales.

“El contrabando pone en peligro a la industria y a los productores nacionales, ya que se estima que la pérdida generada por esta acción ilícita es de Q115 millones al año”, expresó Carlos Zuastegui, Gerente General de APOGUA.

Actualmente se venden Q2,500 millones en carne de cerdo, pero el contrabando afecta el 10% de la venta anual, lo cual durante diciembre aumenta al 30%, dejando pérdidas millonarias a la industria.

APOGUA y los porcicultores del país, realizan vigilancia constante para denunciar y frenar este delito en la ruta paralela a la frontera con México, desde Coatepeque hasta Quetzaltenango, ya que mensualmente ingresan 2,500 cerdos al país.