River Plate sufrió más de la cuenta para clasificarse a la final del Mundial de Clubes al derrotar 1 gol a 0 a un Sanfrecce Hiroshima que puso a temblar al equipo argentino, este miércoles en Osaka en un estadio Nagai convertido en el Monumental por la presencia de miles de seguidores Rioplatenses.

 Ahora el campeón de la Copa Libertadores jugará en Yokohama el domingo con el ganador de la otra semifinal entre el Barcelona y el Guangzhou Evergrande, que se disputará este jueves.

 Lucas Alario afirmó que River Plate se lanza ahora a la conquista del título Mundial de Clubes, tras anotar en el minuto 72 el gol de la victoria este miércoles en Osaka para vencer en semifinales a Sanfrecce Hiroshima 1-0.utbol

Lucas Alario celebra el gol

Lucas Alario celebra el gol

 “Esto hay que vivirlo, es hermoso, con miles de hinchas de River en el estadio. Muy emocionante. Y ahora vamos por más, queremos ganar el campeonato”, dijo Alario, de 23 años, a la televisión argentina.

 El atacante marcó a los 72 minutos tras recibir dentro del área, como servido en bandeja, un pésimo rechazo del arquero Takuto Hayashi.

 “El objetivo era jugar la final y no era fácil, había mucha ansiedad, nervios. Se ganó qué era lo importante ante un buen equipo japonés que venía con ritmo”, afirmó el director técnico argentino, Marcelo ‘Muñeco’ Gallardo.

 Comentaristas en Buenos Aires señalaron que los ‘Millonarios’ se mostraron muy atados por los nervios, con un rendimiento por debajo de lo esperado. Su triunfo fue sufrido y ajustado hasta el último minuto contra un rival en teoría inferior.

 El arquero de la banda roja, Marcelo Barovero, salvó varias veces la caída de su valla con elásticas intervenciones.