Fue un martes por la madrugada cuando fue hallado. Lo acompañaba un costal con algunas prendas de vestir y trastos, estos últimos, le servían para colocar los restos de comida que encontraba en los basureros o bien, cuando la suerte lo acompañaba, alimentos que le daban las personas de buen corazón.

Aquella madrugada una llamada de los vecinos de la zona 3, alertó a los bomberos al ver al hombre acostado sobre la banqueta sin moverse pese al ruido y al llamado que le hacían las personas.

[quote_right]

Al llegar los cuerpos de socorro se percataron que aquel hombre, de avanzada edad, vestido con un pantalón de tela gris y suéter negro, ya no tenia signos vitales. En instantes fue declarado sin vida.

[/quote_right]Sin un documento ni papel que lo identificara, surge la pregunta ¿cuál es el nombre de aquel indigente? Algunos vecinos que lo veían deambular de vez en cuando por eas calles, intentaron recordar su nombre; sin embargo, pocos lo conocían, solo por sobrenombres. Nadie puede contribuir con el verdadero nombre del ahora fallecido, no queda más que ingresarlo a la morgue como “xx”.

Cómo identifica el Inacif

Aunque el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), ya cuenta con avanzadas técnicas de investigación humana, genética y antropológica, no logran determinar el nombre del fallecido por muchas razones. Una de estas se debe a que se cuenta con una base de datos de huellas dactilares muy reducida, lo cual no permite corroborar la identificación de muchos de los fallecidos.

Otro de los métodos que puede ser utilizado en estos casos es el de la prueba de ADN. Este examen lo realizan cuando se agotan los demás medios. Esto le representa un oneroso gasto a la entidad, pues según Roberto Garza, portavoz del Inacif, esta puede tener hasta un costo de $1 mil.

[quote_center]

Pero para identificar el cuerpo se tiene que corroborar la familiaridad con otra persona; es entonces, hasta que un familiar del occiso aparece y se hace la prueba, que empieza el proceso para dar con el nombre.

[/quote_center]No saben quiénes son

El cuerpo ingresa en la morgue y se le realizan todas las pruebas forenses. De no existir un familiar que reclame en los próximos 10 días, y sin poder identificarlo, es sepultado en los cementerios públicos de todo el país.  Según datos del Inacif, solo en el período de marzo de 2015 a marzo de 2016, han enterrado 157 personas sin identificar.

[quote_center]

Este Dia de los Santos, en muchos cementerios de país podrá observar muchas lápidas de color amarillo con las letras “xx”, que no contarán con una flor o una rosa que la adorne ni con un familiar que los visite, en peor de los casos, observará aquellos seres sin vida que permanecen en el anonimato, como el caso que al inicio relatamos, donde el único recuerdo que tienen algunos vecinos de la zona 3, es la muerte, aquella madrugada, del indigente sin nombre.

[/quote_center]