Tomasz Kroker, de 30 años, conducía su camión mientras miraba el celular para cambiar de canción. Esta infracción de apenas unos segundos fue suficiente para causar la muerte de una madre y sus tres hijos. El accidente ocurrió en agosto en una carretera del condado de Berkshire, al sur de Reino Unido y fue esta semana que fue condenado a 10 años de prisión, informa un medio local.

La policía ha publicado el terrible video del suceso captado por la cámara del salpicadero del vehículo. La grabación muestra el momento en que el conductor, distraído con el teléfono, no se percata de que los coches han frenado por completo y embiste violentamente al vehículo que tiene delante causando la muerte de Tracy Houghton, sus dos hijos (de 13 y 11 años) y su hijastra (de 11 años), quienes regresaban de un viaje familiar.

Su pareja, Mark Goldsmith, y su hijo Jake, de 13 años, se encontraban en otro vehículo justo detrás del camión y fueron testigos directos de cómo el coche de sus seres queridos quedaba totalmente aplastado.

Información: Actualidad RT

Las imágenes pueden herir su sensibilidad.

 

También puedes leer: