Guatemala sigue con detenimiento el proceso electoral en Estados Unidos. La campaña política se ha desarrollado con muchos roces entre los candidatos. Los debates mostraron, según analistas, la crisis en la que está sumida la clase política estadounidense.

[quote_center]Las encuestas aún se debaten entre señalar a un ganador, aunque la mayoría dan como vencedora a la candidata demócrata Hillary Clinton sobre el republicano Donald Trump. Muchos sondeos y analistas políticos concuerdan que éstas serán las elecciones más competitivas en la historia de Estados Unidos.[/quote_center]

Los expertos consultados en Guatemala aseguran que con el país serán pocos los cambios en economía y relaciones comerciales, aunque desean que esa relación se fortalezca por ser Estados Unidos el primer socio de Centroamérica.

 

 

 

 

Los analistas ven con más luces que sombras la continuidad del Partido Demócrata, ya que con el Republicano la relación a nivel político y en el tema de migración pueden complicarse, incluso puede tornarse “abusiva” por el carácter de Trump.

[quote_center]Sin embargo, la solución no es Clinton, pues aseguran que la última palabra la tiene el Congreso de Estados Unidos, ya que es quien maneja “esa braza” al tener la mayoría de congresistas republicanos que no tienen la intención de resolver la situación del migrante. [/quote_center]

A pesar de lo anterior, se mantiene la esperanza de un trato más humano, en caso que la candidata demócrata gane.

En cuanto a la vigilancia o injerencia que pueda tener el gobernante sobre la vigilancia del combate a la corrupción de Guatemala, las cosas no cambiarían mucho, aunque si es Trump, se podría esperar más presión al gobierno, que con la política de Clinton que manejaría más la continuidad del proceso, sin tanta tutela.