La elección de la nueva Junta Directiva fue seguida en primera fila por los trabajadores del Congreso de la República, quienes al conocer que el diputado Oscar Chinchilla será el próximo presidente no dudaron en aplaudir y quemar cohetillos sobre la novena avenida.

Fue evidente la alegría de los empleados, quienes comentaron en pasillos que con la no reelección de Taracena se pondrá fin a las destituciones y quedará en el olvido la reclasificación de puestos y salarios que establece la nueva Ley de Servicio Civil del Organismo Legislativo.

Oscar Chinchilla logró el apoyo de 106 diputados. El congresista contó con el respaldo del oficialismo, el Movimiento Reformador, TODOS, Compromiso Renovación y Orden (CREO), Visión con Valores (VIVA).

Mario Taracena fue el gran ausente en la sesión ya que por quebrantos de salud fue hospitalizado según lo confirmó en su cuenta de twitter. Las nuevas autoridades asumirán el próximo 14 de enero.

También puedes leer: