Un hombre con el corazón roto se casó con su mascota serpiente, pues consdiera que es su novia muerta reencarnada.

El novio, que no ha sido identificado, quedó desolado cuando su amante falleció hace cinco años, pero se animó cuando vio que la serpiente tenía un “parecido impresionante” a la chica y creyó que había vuelto a la vida como la culebra.

Ahora pasa su vida con la cobra de unos tres metros de largo creyendo que es su amante muerta, siguiendo la idea budista de que la gente puede reencarnar como animales.

Fotos enviadas por un hombre llamado Worranan Sarasalin, muestran al hombre sentado junto a la serpiente en Singapur. “El verdadero amor existe”, dijo Sarasalin, de Kanchanaburi, Tailandia.